Coronavirus y acondicionadores de aire: esto es lo que necesita saber

¿Tienes aire acondicionado en tu casa u oficina y te has hecho una pregunta concreta: ayudan a la propagación del coronavirus? Para dar una respuesta, es necesario comprender bien cómo funciona el intercambio de aire gestionado por los sistemas, cómo utilizarlos y cómo limpiarlos.

Transmisión de aire

Lo primero que hay que aclarar, como ya han hecho muchos expertos, es que el virus no viaja por el aire exterior por sí solo , sino que es transportado por gotitas emitidas por una persona infectada que estornuda o tose.

Aire acondicionado

Los sistemas de aire acondicionado favorecen el intercambio de aire y no la transmisión del virus, de hecho empujan aire «puro» al interior desde el exterior y también filtrado. Los sistemas sirven para intercambiar el aire: cuanto mayor es el intercambio, menor es el riesgo de contagio.

Protocolos de AiCARR

En oficinas, hogares y hospitales cuentan con sistemas de climatización, por tanto, el principio es el mismo: el aire viene del exterior.

En este sentido, el 27 de febrero de 2020, la OMS había publicado el documento de orientación «Preparando el lugar de trabajo para COVID-19». A partir de ese documento, AiCARR, la asociación italiana del sector de la climatización, ha desarrollado una serie de protocolos de actuación para el funcionamiento de los sistemas de ventilación y climatización que conciernen a las oficinas, pero también a la gestión de los climatizadores domésticos.

La nota dice:

«Teniendo en cuenta que el aire exterior normalmente no está contaminado por el virus, AiCARR recomienda una ventilación frecuente de  las habitaciones. no equipado con ventilación mecánica; Si en las habitaciones hay sistemas de ventilación que suministren aire fresco, AiCARR sugiere mantenerlos siempre encendidos (24 horas al día, 7 días a la semana) y hacerlos funcionar a la velocidad nominal o máxima permitida por el sistema para eliminar las partículas en suspensión en el aire. (el aerosol) y contienen la deposición en las superficies».

La ventilación mecánica y la filtración de aire pueden tener lugar a través de sistemas dedicados (solo ventilación) o mediante sistemas de aire acondicionado (sistemas de aire primario mixto y sistemas de aire completo); la dilución con aire externo y filtros de alta eficiencia reducen la presencia de partículas y bioaerosoles, contribuyendo así a la reducción del riesgo de contagio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultar un Asesor
¿Más información? contacta un asesor!